7 Tips para Mejorar tu propio Negocio

El éxito no te caerá del cielo, debes ser propositivo. (Dreamstime) Muéstrate dispuesto a actuar. El éxito no vendrá con solo esperarlo, para conseguirlo, debes emprender las acciones correctas. Una buena manera de empezar es siguiendo la norma que utilizan algunas de las grandes empresas: “Hazlo, arréglalo, pruébalo”

Si no sabes por dónde empezar, prueba una reunión con tu personal más proactivo.

Una vez que estén juntos, comiencen una lluvia de ideas y no disuelvan la reunión hasta que encuentren una solución.

Cuando obtengan la respuesta, ejecútenla de inmediato.

2/7 Convierte al cliente en tu mejor aliado. (Archivo) Acércate al cliente
No existe mejor aprendizaje para una empresa que el que proviene directamente del cliente. Ya que para hacia él está destinado tu producto o servicio, lo más sensato es que lo escuches y valores sus puntos de vista. Te sorprenderá lo mucho que puedes mejorar con este método.

Recuerda que tu objetivo es fidelizarlo ofreciéndole calidad, servicio y confiabilidad inigualables.

Nunca pienses que las cosas que funcionan no necesitan cambios, haz que el éxito dure marcando la diferencia y ofrece siempre un valor agregado.

Las grandes compañías obtienen sugerencias de sus clientes para lograr un mejor servicio, y mejores ideas para optimizar los productos y adecuarlos a las expectativas de usuarios cada vez más exigentes.

3/7 Da confianza a tus empleados para exponer sus propias estrategias. Promueve la innovación y autonomía
Los negocios innovadores dan autonomía a sus empleados más competentes y son flexibles frente a los errores. Una buena manera de alentar la innovación es crear el ambiente propicio para que las ideas surjan.

Como primer paso, brinda la confianza suficiente a tus empleados y colaboradores para que expresen las ideas que puedan ayudar a mejorar la gestión o funcionamiento de la empresa. Recuerda que un buen líder no intenta frenar al mundo, sino permite cometer errores para aprender de ellos.

Lleva a cabo el noveno mandamiento de Byrom: “Asegúrese de cometer un número razonable de errores antes de estrenar el éxito”.

4/7 El capital humano es el recurso más valioso de una empresa. (Dreamstime) Apuesta por personal productivo
“Si quieres funcionar como una gran empresa, debes comenzar a actuar como una”, señala David Navarro, experto en Imagen Empresarial.

Las empresas exitosas tratan a sus empleados como la fuente principal de la calidad y asimilan las ganancias como derivadas de esa productividad. “Recuerda que tu mayor valor es el capital humano, así que debes asegurarte de que tu personal se siente bien para que refleje ese bienestar ante el cliente”, apunta Navarro.

Evita alentar los antagonismos laborales (nosotros vs. ellos). Para evitar conflictos, nunca consideres al capital como el factor clave para obtener mayor eficiencia, sin un buen personal, el dinero sirve de poco.

La clave consiste en considerar a los trabajadores “como una fuente de buenas ideas, no solamente como un par de manos”. Una política de incentivos para quienes aporten soluciones a problemas del negocio es una fuente segura de mayores ganancias.

5/7 Una estrategia imprescindible es conocer el mercado al que te diriges. Zapatero a tus zapatos
“Una empresa excelente se consagra haciendo lo que realmente sabe hacer”, señala Navarro.

Un factor que seguro te arruinará es que compres una empresa o asumas el control de un negocio que no sepas manejar. Aunque en cierta manera el emprender es comenzar desde cero, sin duda el conocer el mercado al que te diriges te evitará muchos descalabros.

Cuando dudes de la importancia del “know how”, recuerda que con raras excepciones, las compañías que se dedican razonablemente a lo que saben hacer son las que obtienen los mejores resultados.

6/7 Las estructuras simples funcionan mejor en las empresas. Estructura simple y poco personal
Las estructuras y los sistemas básicos de las compañías que mejor funcionan, son simples y horizontales. La alta gerencia es reducida y se comparten muchas de las tareas consideradas no esenciales para el negocio.

Además de proporcionarte un ahorro en gastos de nómina, el tener pocos empleados genera una mayor confianza y un mejor margen de maniobra en la gestión empresarial.

A diferencia de hace 20 años, hoy las empresas no necesitan una escala vertical para funcionar.

“Las empresas se han dado cuenta de la funcionalidad de las escalas horizontales, esa es la tendencia que ha llevado al éxito a las grandes compañías”, afirma Judy D. Olian, decano de la UCLA Anderson Business School.

7/7 Fomenta la autonomía en los empleados y la pertenencia a la empresa. Flexibilidad y rigor simultáneos
Una buena compañía debe ser, a la vez, centralizada y descentralizada. Descentralizada porque, en gran parte, debe conceder autonomía al equipo creativo que desarrolla el producto o servicio, para permitir mayor innovación.

Y debe ser centralizada para ejercer y contagiar a los empleados en cuanto a los valores centrales de la empresa, que son el eje de funcionalidad.

En la medida que los empleados tengan un arraigado sentido de pertenencia e identificación con la empresa, mayor será la lealtad y proactividad que brindarán a ésta.

Fuente: soyentrepreneur.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: