Guia para la educacion financiera

Robert Kiyosaki se transformó en un gurú para emprendedores, inversionistas y ejecutivos en todo el mundo con un concepto sencillo, pero poderoso: los ricos enseñan a sus hijos a administrar el dinero y generar riqueza en una forma diametralmente distinta a cómo lo hacen la clase media y pobre. Su libro, “Padre Rico, Padre Pobre” se transformó no sólo en un best-seller global, sino que dio paso a toda una industria sobre educación financiera que incluye manuales, conferencias, juegos, un portal en internet y un negocio de capacitación que se comercializa a través del modelo de franquicias.

Básicamente, Kiyosaki promueve la idea de comenzar a educar a las personas desde su infancia sobre el verdadero “valor” y funcionamiento del dinero, lo que ni la escuela ni la universidad hacen. “El dinero es una forma de poder”, sostiene. “Pero lo que es más poderoso es la educación financiera”.

Robert Kiyosaki nació en Hawai, en una familia de origen japonés que emigró a EE.UU. Su padre biológico, un hombre muy educado que llegó a ser director de escuelas de Hawai, siempre le dio consejos tradicionales para la vida: “Ve a la escuela, consigue un buen trabajo en una empresa sólida y ahorra.”

Pero su padre postizo –un tutor a quien llama su “padre rico”– le enseñó el mundo del dinero y a estudiar duro “para que encuentres una buena compañía que comprar”.
Algunas de las lecciones de Kiyosaki:
“Los pobres y la clase media trabajan para ganar dinero, los ricos hacen que el dinero trabaje para ellos”.

Es el miedo lo que hace que la mayoría de la gente trabaje en un empleo. El miedo de no tener suficiente dinero. El miedo a comenzar de nuevo. La mayoría de la gente se convierte en esclavo del dinero, y luego se enojan con su jefe. A continuación piensan que con más dinero resolverán el problema. Pero pocos se dan cuenta de que es su falta de educación financiera lo que constituye el problema.
“Si quieres ser rico necesitas educarte financieramente”.

La primera regla es aprender al diferencia entre un pasivo y un activo. Y debes adquirir activos. Si una persona desea ser rica, es todo lo que necesita saber. La mayoría tiene problemas financieros porque no conoce la diferencia entre un activo y un pasivo. “Los ricos adquieren activos. Los pobres y la clase media adquieren pasivos, pero ellos creen que son activos [como una casa comprada a crédito”.

1.
Un activo es algo que pone dinero en tu bolsillo.
2.
Un pasivo es algo que extrae dinero de tu bolsillo.

“Atiende tu propio negocio”.

Para lograr la seguridad financiera, una persona necesita atender su propio negocio, mismo que gira en torno a su columna de activos y no a su columna de ingresos. ¿Qué clase de activos es recomendable adquirir? Kiyosaki recomienda:

1.
Negocios que no requieren de tu presencia. Eres el dueño, pero son manejados o dirigidos por otras personas. Si tienes que trabajar allí, deja de ser negocio y se convierte en empleo.
2.
Acciones de empresas.
3.
Obligaciones de empresas.
4.
Fondos mutuos.
5.
Bienes raíces que generan ingresos.
6.
Pagarés.
7.
Regalías por propiedad intelectual (música, guiones, patentes, etc.).
8.
Todo aquello que tenga valor, produzca ingreso o se aprecie y tenga un mercado disponible.

“Descubre el poder de contar con tu propia ‘corporación’”.

El gran secreto de los ricos es que descubrieron el poder de las corporaciones para minimizar el pago de impuestos y evitar ser “desangrados” por el gobierno. No son los ricos los que pagan más impuestos. Es la clase media la que paga por los beneficios de la clase pobre. El conocimiento financiero te permitirá operar siguiendo las reglas del juego, pero volcándolas a tu favor. Para ello necesitas conocer ampliamente cuatro “áreas de experiencia”:

1.
Contabilidad
2.
Inveresión
3.
Comprensión de los mercados
4.
La ley

“Los ricos inventan el dinero”.

Es una forma más tajante de decir que el dinero genera dinero. Para Kiyosaki, el desarrollo de lo que el llama el “coeficiente intelectual financiero” permitirá a los astutos prosperar y ganar riqueza. Si no lo haces, advierte, este periodo de cambios puede ser aterrador. ¿Alguna otra razón? Para tener más opciones. “Limitar sus opciones es lo mismo que aferrarse a viejas ideas”, dice. Y la vieja opción es: trabajar duro, ahorrar y pedir prestado. Si desarrollas tu inteligencia financiera puedes incrementar tus activos exponencialmente. “El mundo siempre está ofreciéndole ‘la oportunidad de su vida’, pero a menudo no la vemos. Mientras más cambie el mundo y la tecnología, más oportunidades se presentarán para permitirle a usted y su familia lograr la seguridad económica durante generaciones”.
“Trabaje para aprender, no para ganar dinero”.

Kiyosaki recomienda a los jóvenes buscar un trabajo pensando en lo que aprenderán, más que pensando en cuánto ganarán. Una vez que las personas quedan atrapadas en el proceso de pagar cuentas a lo largo de sus vidas, se convierten en algo parecido a pequeños ratones que corren en el interior de esas pequeñas ruedas de metal. La clave es preguntarse: “¿A dónde me lleva mi actividad diaria? El objetivo es saber si el trabajo duro te está llevando a la libertad financiera o a hacer girar la rueda de la rata. Para salir, necesitas habilidades clave:

1.
La administración del flujo de efectivo.
2.
La administración de sistemas (incluyendo a usted mismo y el tiempo con su familia).
3.
La administración del personal.

Entrénalos para gastar bien

El Servicio Nacional del Consumidor entrega una serie de “consejos clave” para que los niños sepan valorar el dinero y cultiven una cultura de ahorro:

1.
Cuando reciban dinero, no deben correr directo a gastarlo.
2.
Si es posible, acompáñalos a realizar sus primeras compras. En este momento puedes enseñarle el valor del dinero: compara cuánto cuesta lo que están comprando frente a otros productos (como su escuela o una cena familiar).
3.
Incentívalos a ahorrar, poco a poco, para comprar lo que desean.
4.
Enséñales a comparar precios en el supermercado para que coticen antes de gastar.
5.
Edúcalos sobre cómo construir un presupuesto, tal como si fuera el de tu casa: 25% alimentación, 20% escuela, 10% movilización, etc. El objetivo es que aprendan a administrar su dinero y no se queden sin recursos antes de finalizar el mes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: